>

lunes 13 de noviembre de 2006 0:01 COT
El más sonado escándalo en la ICAR en Colombia (Iglesia Católica, Apostólica y Romana) tuvo como protagonista un video en el que el sacerdote Efraín Rozo confesaba fríamente sus culpas. Un personaje central de la historia del video es José Antonio Tavera, quien hoy cuenta para equinoXio su versión completa de una denuncia que en ocasiones es narrada por Toñito, un niño de 12 años, estudiante del Tihamer Toth en Bogotá en 1966..
La denuncia
En el año de 1964 Monseñor Villa realizó una visita al Tihamer Toth, y él pudo constatar lo que sucedía con los muchachos que allí residían. Al no ser autoridad de ningún índole, les dijo a los diosesitos que no existían problemas y que así lo informaría, los diosesitos que allí vivían y depredaban niños creyeron que la visita no arrojó ningún resultado y se generó confianza entre los pederastas.
En el año de 1965 se presentó en manuscrito una queja ante Monseñor Luis Concha Córdoba a pesar de que ya Monseñor Villa (citado en el video de Rozo) había realizado la visita, que se calló en su totalidad. Adolfo Félix Piñeros escribió de su puño y letra dicha queja a Monseñor Luís Concha Córdoba, quien tomó cartas en el asunto, se comunicó con Monseñor José Paupín y le informó de estos actos. De inmediato Monseñor Papín escribió a Roma directamente a Pablo VI, quien ordenó de improviso una visita apostólica, de la que se enteraron los pederastas en el mes de septiembre del año de 1965. Esa visita anunciada trastornó todo y se inició una campaña especialmente en los sermones de la misa diaria, del perdón, del trabajo por los pobres, de las malas interpretaciones, etc.
Luego, en la última semana del mes de octubre pasaron tres o cuatro días hablando con cada seminarista sobre el comportamiento de:
  • ÁNGEL MARÍA OLARTE ÁNGEL, JOSUÉ OLARTE ÁNGEL, GERMÁN PINILLA MONROY, EFRAÍN ROZO RINCÓN, JAIME PINILLA MONROY, GUILLERMO LEON CORRAL (todos estos sacerdotes Tihameres)
  • MARCO TULIO CRUZ (Rector del colegio del Rosario, que también tenia dirigidos espirituales), y
  • ANTONIO OVALLE, (Párroco de Fontibón que también intercambiaba niños con ellos)
Monseñor Córdoba solicitó al nuncio Monseñor José Paupín que escribiera a la Santa Sede y el Papa Pablo VI en primera persona ordenó una visita pastoral a Monseñor Uribe Urdaneta, quien expuso una por una las entrevistas con los seminaristas en la última semana de octubre del año 1966.
Los resultados de esa visita son los siguientes documentos, que reposan con 60 más en el juicio de la corte Federal del Condado de Los Ángeles. De esa visita se ordenó el traslado de Rozo y Pinilla, a EUA y Brujas (Bélgica) respectivamente.
Documentos proporcionados por el denunciante: Arriba: Carta enviada por Monseñor Paupín al arzobispo Luis Concha Córdoba en 1967. Centro y abajo: Transcripciones de algunas de las declaraciones de los alumnos del Tihamer Toth
El tercer párrafo de la carta es impresionante: “Nosotros consideramos que estas acusaciones son el fruto de una muy mala formación espiritual y a los sueños tan comunes en nuestros jóvenes y que por ende no se les debe dar mayor credibilidad y transcendencia. Es por este motivo y por las recomendaciones que nosotros hemos recibido directamente de Nuestro Amado Papa S.S. PAULO VI, que hemos querido hacerles a nuestros amados hijos Rozo y Pinilla, envueltos en este molesto y doloroso caso, un fraternal y amoroso llamado de atención y permitirles su desplazamiento a otro país, todo esto con el fin de que sea el tiempo quien cure las heridas y ellos puedan descansar de tan molesto caso”. (El subrayado es nuestro).
Los testimonios de los jóvenes contienen descripciones precisas de la manera como el Padre Rozo y el Padre Pinilla los abusaban sexualmente. ¿De dónde sacó Tavera estas pruebas?
Clic para ampliar
En la foto, los que están marcados con asterisco son víctimas de Rozo y los de cuadrado de Pinilla.
… Esa información la obtuve en la misma curia donde se pagó muchísimo dinero, en esa carpeta azul amarrada con cinta de dobladillo del mismo color se colocaron fotocopias y esa carpeta fue quemada por orden de Pedro Rubiano.
Rubiano no sabe cómo llegaron a nuestras manos esos documentos, él cree que son fotocopias simples y por eso es que dice tengo los originales, pero él no tiene nada. Quien certificó en Bogotá las copias en la notaría fue el Notario de la Corte, esa diligencia la realizó el 6 de Julio del presente año y para esa fecha puedo probar con mi pasaporte que no estaba en Colombia. Mi anterior ingreso a Colombia fue el 10 de octubre del 2005 y el último ahora para lasdeclaraciones a Caracol.
Entre 1970 y 2003, José Antonio no supo nada más ni quiso saber nada más. Mientras tanto, los documentos reposaban en aquel fólder azul, y el Instituto Tihamer Toth siguió con sus puertas abiertas. No pasó nada con el caso. Las cosas se quedaron absolutamente dormidas.
En 1970, que Rozo regresó de Estados Unidos me propuso vivir con él, aducía que yo era pobre y él podía mantener mis estudios y darme todo lo que necesitaba, esto sucedió en la Universidad Nacional y él recibió un golpe en la pierna.
MI madre se enteró del abuso [del] que fui víctima y me puso en manos de un psiquiatra (tres veces por semana) que durante 4 años me trató y me sacó de la crisis de identidad, afectividad y logró que superara mi dolor. En el año 1970 intenté suicidarme dos veces, no lograba superarme ni sentirme un ser equilibrado.
En el año de 1972, con Ovalle a la cabeza, el Tihamer Toth cerró sus puertas y pasó a denominarse Instituto de Jesús Adolescente, donde externos estudian bajo la dirección de la arquidiócesis decenas de “Toñitos” dizque para ser sacerdotes mañana.
En el año 2003 buscaba un libro de Monseñor Tihamer Toth titulado Joven de Valores. Al digitar Tihamer Toth la información que recibí fue esto.
Yo no fui capaz de reaccionar, leía y no creía. En ese momento quien reaccionó fue Toñito y escribió a El catolicismo pidiendo que esa noticia se borrara ya, que las cosas dichas ahí no son ciertas. Les enuncié lo sucedido conmigo (a elcatolicismo.com) y [con] más de 60 niños al menos en ese año de 1966. Recibí silencio, luego escribí a Pedro Rubiano y también silencio. Escribí a los nuncios de América, silencio. Al dicasterio Romano, incluí a Ratzinger [hoy Benedicto XVI], Prefecto de la Fe. Silencio. Arzobispos, obispos y vicarios de Colombia. Silencio.
Indignado por esta actitud que nunca imaginé, coloqué mi primera denuncia en www.semana.com y a los menos de ocho días la curia ordenó borrarla. Hablé una y otra vez con Juanita León y Alejandro Santos y me dejaron colocar nuevamente, advirtiéndome que no podía colocar nombres pues no era legal, ya que no existía más que mi palabra.
Toñito perdió el horizonte y no se dio cuenta del problema tan grande en que se metió, pues no tenía más que su verdad y era una acusación muy grave, que en ese momento le podría significar una demanda penal con cárcel. No importó, era Toñito y siguió adelante.
En yahoo.com encontré la lotería. Digité EFRAÍN ROZO RINCÓN y encontré esta web.
Allí estaba Rozo y ese fue mi primer triunfo, Estados Unidos lo acusaba. Varios de los que me ofendieron y me llamaron “loco desquiciado” se retractaron, me pidieron disculpas y posteaban “Rozo me ha decepcionado”. Estas respuestas se posteaban en http://www.semana.com, pero me borraron por influencia de la curia dos veces el foro, fue mucho lo que tuve que luchar para poder mantenerlo.
Pero nada contra Germán Pinilla, al fin encontré que el era Capellán de la Universidad del Rosario, que era Monseñor y además decía a boca llena ser orientador sexual, (ya no hay información pormenorizada de él en la web). Escribí a las autoridades del Rosario y silencio. Si Pinilla en ese momento aceptaba el poder del Rosario y me demandaba penalmente, [él] hubiese salido triunfal y yo estaría preso, pero la cobardía del pecado les hizo reflexionar ya que siempre escribía mi denuncia con copia a ellos.
Creo y con plena certeza que fue la decisión de Toñito lo que les obligó a callar esperando que me canse y les deje en paz.
En diciembre del 2005 recibí una carta de la KBLA, de Anthony Demarco, y me pidió mi declaración ante la corte y aquí estamos con las más grandes pruebas presentadas al mundo, pruebas legítimas, originales y ni una sola fotocopia.

El juicio y los sobornos

La Iglesia está desconcertada y no sabe qué hacer, no dan ninguna declaración al respecto y claro todos esperamos la declaración del Juez. El 2 de enero de 2007 el Juez Federal de la Corte Superior de Los Ángeles estudiará el caso, nombrará jurado y ya se realizarán las declaraciones presenciales tanto de Ernesto como yo. Félix no, él siendo testigo y declarante no es ficha fundamental pues el video sólo reconoce a Ernesto y a mí. La Declaración será presencial en Los Ángeles.
Al momento le han ofrecido 90.000 dólares a Adolfo para que se retracte diciendo que fue obligado por los abogados a tergiversar la verdad. Esta propuesta se hizo por parte de la Iglesia.
Ospina me llamó el domingo 15 de octubre a las 15:01 y me dijo:“Hemos reunido 150.000 dólares para ti, ya tienes a Rozo que fue quien te hizo daño, déjanos en paz a Germán y a mí”.
El oro del mundo no callará una sola palabra.
Las palabras de José Antonio Tavera y de Toñito sobre el Padre Pinilla serán escuchadas en Los Ángeles el año entrante. El relato del abuso sigue siendo la mejor manera de superar aquello que ha sido imposible olvidar. Creo que si es posible rescatar una denuncia de tantos años de intento de olvido, es posible que la justicia llegue para todos los acusados en 1966 por los niños del Tihamer Toth.
 Artículos relacionados: