>

Fuente original fotográfica: Global Humanitaria, colección Había una vez un niño…

Había una vez un niño es una exposición fotográfica de Global Humanitaria sobre la investigación y denuncia de las actividades de pederastas extranjeros en Camboya.

La exposición ‘Había una vez un niño’ está integrada por un total de 51 fotografías, tomadas por el fotógrafo Juan Díaz en Phnom Penh.

Había una vez un niño aporta información e imágenes sobre el contexto que propicia que un número creciente de extranjeros hayan escogido Camboya, durante los últimos años, para abusar sexualmente de los menores de edad que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad en este país: los niños que viven y trabajan en la calle.

La pobreza estructural, la falta de educación y la fragilidad de las instituciones camboyanas, entre otros factores, explican que, según organizaciones locales, un mínimo de 1.000 a 1.500 niños vivan de forma permanente en las calles de la capital de Camboya, Phnom Penh, sin mantener vínculos familiares.

Los extranjeros que viven en el país o que lo visitan son el principal medio de subsistencia para niños que trabajan como limpiabotas, vendedores ambulantes y otras ocupaciones precarias. Un 77% de la población de Camboya vive con menos de dos dólares al día.

Asociación Protect y Global Humanitaria colaboran en el mantenimiento, desde 2003, del proyecto Protect Camboya, que investiga y denunciar las actividades de estos pederastas y da cobertura legal y social a sus víctimas.

Fotografías: J.Díaz/Global Humanitaria

Más información:

www.protectcamboya.org/presentacion.asp
www.asociacionprotect.org/