>Se avanza. Al declararse tal sentencia por parte del Honorable D. Raúl N. García Orejudo, Magistrado titular del Juzgado Mercantil nº 7 de Barcelona; ha sembrado un precedente judicial y dictado jurisprudencia sobre la legalidad y el uso de las redes P2P.

Esto redunda sin lugar a dudas, en los verdaderos derechos y libertades de los internautas, pero con alcance internacional, pues bien sabido es que las redes P2P tienen presencia mundial y uso geneeralizado para muchas actividades, suponiendo el uso gratuito y pese a las opuestas de muchos sectores.
Las leyes, son al fin de cuentas las que dan los parámetros ideales para que no se vulneren los derechos de las sociedades, espcialmente los derechos de los niños, que están por encima de todos los derechos concebidos.
Todo lo que se encuente bajo el régimen de las leyes podrá ser reglamentado, esto presupone, que quienes vulneren derechos y libertades, estarán cobijados por estas sentencias, valga decir, que nadie podrá exhimirse de culpas y responsabilidades por desconocer la tipificación del delito.
La estigmatización de las redes P2P por parte de algunos sectores es preocupante si, pero especialmente por parte de los que se dicen sus más acérrimos protectores; ellos mismos se están encargando de inundar la red con discursos mediáticos que hagan ver como “víctimas” a los usuarios, cuando es una minoría los que la usan para los fines que combatimos como lo es la pornografía infantil; que no nos cabe duda, ocupa un lugar importante dentro de estas redes globalizadas, sin que sea culpa de la mayoría de usuarios que aprovechan la gratuidad, vistas las dificultades de hacerse a material didáctico, musical, multimedia y de otros géneros; la estigmatización no viene de los medios de comunicación o de quienes combatimos esta plaga de la pornografía infantil, la estigmatización viene, entre otros, de ciertos “falsos luchadores de las libertades“, que por un lado las defienden y por otro sutilmente están promoviendo una práctica tan abominable como el abuso sexual que desemboca en pornografía infantil, con un solo fin “LA LEGALIZACION” de tal crimen.
Y estos SI son los verdaderos héroes que nos permiten día a día ilustrarnos; buscan, investigan y comparten; felicitaciones y gratitud es lo que queda para el Redactor:  Carlos Sánchez Almeida
Licenciado en Derecho y Diplomado en Derecho Civil Catalán por la Universidad de Barcelona, colegiado del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona desde septiembre de 1987.

Ha sido miembro de FrEE (Fronteras Electrónicas), organización orientada a la defensa de los derechos civiles en Internet, así como colaborador de diversos medios digitales.
En la actualidad se dedica en exclusiva al ejercicio profesional de la abogacía.
Sentencia del Honorable Magistrado

13.03.2010
Por: Carlos Sánchez Almeida
El sistema de enlaces constituye la base misma de Internet. Con estas palabras, mediante las que es imposible resumir una sentencia histórica, D. Raúl N. García Orejudo, Magistrado titular del Juzgado Mercantil nº 7 de Barcelona, ha establecido un punto de partida para el futuro de la Internet española.
No puedo ser objetivo, dado que representé en el juicio a Jesús Guerra, titular del sitio web http://www.elrincondejesus.com, sosteniendo la argumentación jurídica que previamente había sido desarrollada en la contestación a la demanda por mi colega, socio, y sin embargo amigo Javier Maestre Rodríguez.
No puedo ser objetivo, dado que llevo muchos años sosteniendo que Internet es el futuro, y que legislar en contra de Internet es la mejor forma que tiene cualquier partido de asegurarse por la vía rápida su tumba electoral.
No puedo ser objetivo, porque junto a compañeros de la talla humana y profesional de David Bravo y Javier de la Cueva, he tenido que ver cómo se ceba el poder político y económico en los más débiles, en aquellos que sostienen con coraje el pulso sobre el que se está levantando la futura sociedad del conocimiento.
No puedo ser objetivo, porque durante mucho tiempo, desde la histórica sentencia del Tribunal del Distrito Este de Pensilvania, por la que se declaró inconstitucional la primera ley contra Internet, los españoles hemos mirado con envidia hacia el otro lado del Atlántico. A partir de ahora, la referencia para los defensores estadounidenses de las libertades civiles será la sentencia dictada por un juez español.
Internet, como todas las grandes gestas del género humano, es una obra colectiva que construimos a diario entre todos. En los juicios que han marcado su devenir histórico, los abogados somos simples albañiles: los maestros de obra son los jueces. Que no olvide el legislador que el único arquitecto del sistema es el pueblo soberano.
—————————————————-
Que no se nos olvide al pueblo soberano quines son los arquitectos de la felicidad Y porque hay que proteerlos por encima de cualquier ambición medática…