>

“A LOS NIÑOS QUE HABLEN SOBRE EL ABUSO SEXUAL  HAY QUE EXCOMULGARLOS …”
Crimen Sollicitationis 2010
Este es un homenaje a las víctimas y un llamado a la sociedad para que se quite la venda de los ojos, la infección que carcome a la iglesia  católica es mucho más antigua de lo que pareciera.
Cuándo llegará la justicia a los púlpitos protegidos por muchos gobiernos alcahuetes?
Precisamente en este inicio de la cuaresma, a ver como diablos enfrentamos estas lacras!
Ni perdón, ni olvido, ni traslados, ni consejas, justicia es lo que necesita la humanidad y que se desenmascare a los protagonistas de miles de orgías sexuales con niños por todo el mundo, que no se repita jamás lo que se vive en México, ni en Alemania, ni en Irlanda, ni en Colombia, ni en Argentina, ni en Estados nidos, Brasil… Y encontrar los datos reulta basante sencillo, es solo buscar en google:
pedofilia pederasta sacerdotes -el país que prefiera-
Esta pesadilla no tendrá fin, mientras permanezca la sociedad dormida, los jinetes del apocalipsis a lo mejor están disfrazados de sotana.
El documento Crimen Sollicitationis sentenciando a los niños víctimas, a la pena capital en vida: el encargado de hacerla cumplir por el entonces Cardenal Ratzinger, ahora Benedicto XVI.. Aún está vigente.

…Joseph Ratzinger titulada: “De Delictis Gravioribus” del 18 de mayo de 2001.
Con dicha fecha el cardenal Joseph Ratzinger y hoy Benedicto XVI envio la epistola “Delictis Gravioribus” (“Normas de delitos mas graves”) a los obispos de toda la Iglesia catolica y otros ordinarios y superiores, anunciandoles que actos “mas graves quedaban reservados” al unico juicio de su congregacion. Anadia que la instruccion Crimen sollicitationis “en vigor, promulgada por la Suprema Sagrada Congregacion del Santo Oficio el 16 de marzo de 1962, debia ser reconocida por los nuevos Codigos canonicos”.
Las jerarquias del Estado Vaticano se defendieron afirmando que las normas contenidas en el documento de 1962 no tienen ningun valor vinculante despues de la entrada en vigor de las disposiciones que en 1983 reformaron el Codigo de Derecho Canonico. Sin embargo, en la epistola de Ratzinger de 2001, como ya dijimos, no hay dudas sobre la vigencia del documento Crimen Sollicitationis…