>Septiembre 13. Pasando por los Mártires…

Los niños de la calle…

… Creer que se ha visto todo…

Sentí murmullos lamentosos…
el ladrar de un perro,
volteé, allí, tirados en el suelo,
cuatro niños sucios,
con el pelo largo
y harapos de mugre muy negro…
Protegidos por su canchoso perro,
paradogicamente rechoncho y limpio,
mucho más limpio y gordo que ellos.

los niños del descosuelo…

manos sucias,
uñas negras y quemadas
por el vicio que los consume cada día,
la tierra del ambiente pegada a sus rostros
marcando el camino de las lágrimas por sus mejillas…
recostados contra una pared testigo de muertes indignas,
compartiendo una gran bola de arroz agrio y amarillo…
envuelto en hojas de periódico ya leido…

Allí, allí se quedó mi niño consentido,
ese niño que se lleva por dentro…
Sentí que él me abandonó,
que me dejó sin el corazón y cariño
que por la justici he sentido…
Amor por la igualdad,
desamor por la vida de ciudad…

Quisiera pintar en un lienzo limpio,
labrar en piedra fina
sus caritas totalmente muertas de vida,
sus ojos entrecerrados y blanquecinas pupilas,
sus labios sangrantes de esperanzas vacias…
los ni�os de la calle…
ni�os olvidados y sin vida…

————-

Los Mártires es una localidad de mi ciudad.
hoy, mi corazón se salió en las lágrimas y en el ambiente de esas calles magras se quedó…