>En la lucha emprendida por Joan Montané y su grupo FOROGAM, nuestro apoyo total!

Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el reconocimiento de la dignidad inherente a todos los miembros de la familia y sus derechos iguales e inalienables constituye el fundamento de la libertad, la justicia y la paz en el mundo. Los Derechos Humanos son universales, indivisibles e interdependientes.
La Declaración Universal de los Derechos de la Infancia establece, además, que todos los niños tienen derecho a desarrollarse de forma saludable y digna.Los estudios de la OMS y otras organizaciones como Unicef aportan cifras alarmantes sobre la incidencia de abusos sexuales a menores: hay millones de niños en el mundo que no gozan de estos derechos. Hoy, casi tres millones de niños son sometidos a la prostitución forzada, y, según estudios, el 80% de ellos han sufrido abuso psicológico o físico dentro de sus familias.
Dados estos hechos, presentamos aquí a la sociedad este Manifiesto “Contra el Silencio sobre el abuso sexual infantil”. Como personas decididas a hacer algo por cambiar esta dura realidad y garantizar la dignidad y la salud de los niños, exigimos:Enlace
1) Que cada Estado impulse y respete políticas educativas dirigidas a fortalecer la promoción y la protección de los derechos humanos en los niños, promulgando leyes claras y justas que protejan a los menores de los abusos sexuales y que se garantice, en todos los casos, el interés superior del menor como prioridad, asumiendo su tutela si fuese necesario.
2) Que las autoridades competentes ofrezcan a las Asociaciones que combaten el abuso sexual a menores (como Save the Children, Fundació Vicki Bernadet, ASAPMI, A.S.I. NO, Global Humanitaria, PROTECT, entre otras) los recursos necesarios para continuar con su labor.
3) Que dichas Asociaciones busquen espacios de comunicación para coordinarse y ser más efectivas en su labor.
4) Que los medios de comunicación traten abiertamente, con claridad y sin frivolidad ni sensacionalismo, el tema de los abusos sexuales a menores.
5) Que los docentes y demás profesionales que trabajan con niños se informen y capaciten sobre las medidas de prevención y los mecanismos de detección de abusos.
6) Que todas las personas que conozcan casos de abusos sexuales a menores los denuncien.Quienes firmamos este Manifiesto, apelamos a la valentía para defender la integridad física y espiritual de la infancia desde el seno familiar, y su soberanía moral.
Pedimos el rechazo absoluto y la denuncia enfática de cualquier pederasta.
Si os queréis adherir a este manifiesto sólo tenéis que enviar un correo con el nombre, profesión y lugar, a comunicacio@fbernadet.org
Poco a poco iremos avanzando