>

Sin cansancio, a veces desesperado de tanto esperar, con el alma destrozada, desde la distancia, suélome preguntar… Porqué tanta indolencia e indiferencia? Si uno, que está a miles de kilómetros le sufre a esta problemática, si uno, que ni siquiera ha respirado el aire de España, se siente tan mal con lo que le pasa a sus niños: Porque! Porqué esta sociedad que ha salido de tantos embates de la vida ahora se ensaña de una u otra forma, siendo permisivos e indiferenes o abusando de sus niños? Pórqué?
Hace ya meses, que decidí salir del anonimato y darle toda la información que tenía a las autoridades de diferentes partes del mundo, ellos hacen lo suyo; se que es difícil lograr resultados de forma rápida; pero duele, que esas autoridades están completamente solas, que sus campañas de concientización y la desmembración de las redes de pornografos infantiles les ha tocado así: solos! Y peor aún, con la crítica encima, malo si les dan cacería, malo si los cazan!
No entiendo como una sociedad que surte su vida en medio de tanto progreso, una socieda que se jacta de la lucha por sus libertades y sus derechos, como pueda doblegarse ante una banda de pelagatos pederastas y pedófilos que siguen alimentandole la vida a los que fabrican la pornografía infantil.

Nada, las noticias en casa se van como siempre, en farándula, en la maldita guerra, en los problemas de la emigración, en la prensa, en la política, pero de los niños! Nada! Nada! Sociedad, Española, despierta! Dale la oportunidad a tus pequeños de que sobrevivan a la peor de las guerras, la miseria humana del abuso sexual; esa misería que se los absorve sin retroceso al paso que van.

A los niños de España, mi solidaridad, mi ira, mi rabia contenida; mi desilución, mi tristeza; a los niños de España, que resistan la orda de depredadores, que no son como dicen que me imagino, tantos, no, se que son muchos más de los que me había imaginado!

A las autoridades, sigan adelante, los pocos que creemos en su trabajo, en su dedicación, en su dolor cada vez que abren esos archivos de horror y muerte en vida; sigan adelante, que las opiniones de unos ambiciosos de dinero y poder desmeritando sus acciones contra la pornografía ifanatil ,la pederastia y la pedofilia no los amilanen, esos, pelagatos alcahuetes, un día no lejano tendrán el problema en sus propias casas y en sus propias narices; hemos de ver los titulares de sus casas de apuestas de noticias de como se devoraron a sus propias crías inocentes!

A los medios, El Mundo, El País, La Opinión, y todos los diarios escritos, que no den el brazo a torcer, que una sociedad sumida en la orgía de caminantes nocturnos endrogados con el placer, no detenga su deber.

España, por favor, despierta! Niños de España, no hagan indiferentes sus vidas por los demás pequeñitos que tienen el ,mismo derecho a ser amados y respetados, porque están indefensos; niños de España, levántense en rebeldía contra su propia sociedad, que no les deje el estigma del silencio una cicatriz letal de la cual no se podrán levantar con facilidad. Las revoluciones que han marcado la historia han sido hechas por hombres, y a los niños y niñas cuando les toca?
Rebeldía niños y niñas de España, no hay más! No dejemos que el futuro sea amargo desde ya. Niños de España, abran sus ojos, luchen, luchen por su patria; que en unos años, la sonrisa que les acompañe sea plena de felicidad y no a medias, porque ahora y en este día han decidido silencio guardar!
Luchen, pequeños, luchen por los demás, por los que no tienen ya aliento de vida para gritar el sufrimiento que les tocó, culpa del silencio y la indiferencia de los adultos que miran a otro lado cuando se les está pidiendo cuentas de que están haciendo mientras una banda de depredadores sexuales está minando el futuro de niños y niñas en España…
Luchen mis pequeños y pequeñas, que desde esta distancia que se me hace infernal, les acompaño, luchen solitos, que pronto el mundo volverá sus ojos y destapará la cañería que les arroja el agua sucia y los calla, para seguir viviendo en esa Sodoma monumental que se bate entre discotecas de sórdidos ambientes y lujurias, playas hermosas que albergan mentes enfermas por el placer, el juego y la vida nocturna; luchen mis niños ajenos, luchen…
Desde esta maldita distancia, les veo, los lloro, les ruego que no se dejen arrodillar por esos verdugos sexuales, que no dejen que esos otros verdugos del silencio les pongan una mordaza para que no les hagan sentir verguenza de padres irresponsables.
Luchen!!!!
Joshua
La cruda realidad en España. Pornografía infantil, la peste ibérica


Fuente: La Voz De Galicia Digital

Implacables contra la pornografía infantil

Internet es uno de los avances tecnológicos y de comunicación más importantes del último cuarto del siglo XX y comienzos del XXI. No solo facilita información en tiempo real, sino que simplifica multitud de trámites, en una sociedad en la que el tiempo es oro, permitiendo, además, el mantenimiento de un contacto constante, fácil y barato con familiares y amigos a pesar de la distancia. Se calcula que, solo en España, los usuarios ascienden a más de veinte millones. Pero, como todo instrumento versátil inventado por el ser humano, Internet es también el medio ideal para la comisión de los más variados delitos, siendo, sin duda, el más execrable de todos, el de la pornografía infantil porque no solo se trata de la obtención de pingües beneficios con la transmisión de imágenes vejatorias de menores, sino que supone el ejercicio previo de violencia en niños para captarlas.

Es, quizás, la manifestación más sofisticada de uno de los fenómenos más lamentables de nuestra sociedad de consumo: el abuso y la explotación infantil. La fundación Internet Watch ha cuantificado en 3.000 los sitios web que ofrecen pornografía infantil.
La operación Carrusel, que se ha saldado con la detención de más de 121 personas involucradas en la transmisión de pornografía infantil a través de la Red, ha hecho que el número de detenidos por delitos de esta índole, solo en España, en lo que va de año ascienda a 400, un 65% más que en todo el 2007. Dato más que preocupante si lo comparamos con el último informe de la Fiscalía, que señalaba que los casos de pornografía infantil habían aumentado un 150% del 2005 al 2007.
Según un informe de Save The Children, 5.000 niños son obligados a ejercer la prostitución en España. El 23% de las niñas españolas y el 17% de los niños han sufrido algún tipo de abuso sexual pero solo el 10% de los casos de abuso se convierten en objeto de investigación criminal.
Los datos son demoledores. Somos un fracaso como sociedad porque no hemos sido capaces de frenar, y mucho menos erradicar, el consumo indiscriminado de imágenes y servicios basados en la violencia y la agresión a menores. Por fortuna, aún podemos salvar a muchos niños. Colaboremos denunciando y exigiendo más medios para detener y más penas para castigar.